La muerte de Bill Aucoin

En el día de hoy, se produjo el fallecimiento de Bill Aucoin. El legendario representante de Kiss, que manejó con maestría los años dorados de la banda, tenía 66 años.

La encargada de transmitir la lamentable noticia fue Lydia Criss. A través de un escueto comunicado de prensa, la ex esposa de Peter informó que Aucoin será velado en la ciudad de Nueva York en fecha a confirmar.

Bill Aucoin se encontraba en el estado de la Florida luchando contra un cáncer de próstata que lo aquejaba junto a un cuadro grave de diverticulitis.

El fatal desenlace fue causado por una serie de complicaciones relacionadas con una operación a la que había sido sometido.

El hombre que durante la segunda mitad de la década del setenta descartó la posibilidad de representar a Van Halen se encontraba trabajando junto a bandas como Lordi y Crossbreed.

La portada de Kiss Online lo recuerda a través de un emotivo mensaje en el que Gene Simmons y Paul Stanley reconocen la importancia que Aucoin tuvo en sus carreras.

Como una forma de recordar su vital paso por Kiss, los dejo con algunas declaraciones que realizó en 1998 a la revista Ozone publicadas oportunamente por Kiss Fever.

“Yo era productor de televisión y pe­lículas. Estaba haciendo un programa llamado Flipside en televisión, que trataba de la industria de la música. Era en la NBC y no estaba muy con­tento con el programa porque la música y los mú­sicos que yo quería que estuviesen en el programa no podían estar. Por ejemplo a mi me gustaba Stevie Wonder, John Lennon y ellos querían sólo a Barbara Streisand, Tony Bennet, etc. Al final con­seguí que apareciera John Lennon y Stevie Wonder. Cuando terminó la serie de 13 semanas de Flipside me di cuenta de que lo que realmente quería era dedicarme a la música”.

“Lo que pasó fue que Kiss como muchos otros grupos vieron mi programa televisivo. Me escribieron muchos pero el más insistente era Kiss. Incluso me llegaron a enviar invitaciones manuscritas para que yo fuese a verlos. Una noche me fui con un amigo que también es representante, a cenar y le pedí que me acompañara al Hotel Diplomat, que era más bien un antro, para ver a un grupo llamado Kiss y fuimos. Una vez ya en el hotel, nos acom­pañó la hermana de Peter Criss a las primeras fi­las. Salieron medio pintados y con jeans ne­gros. Después del show nos vimos un momento y me di cuenta de que estaban dispuestos a todo”.

“Yo tenía una pequeña producto­ra en la que hacíamos anuncios. Hice el primer video para una canción, que más tarde Neil Bogart lo convertiría en un anuncio de 30 segundos. Le gustó mucho el trabajo que realicé en Buddah Records. Les puso la cinta a dos compañeros de Buddah que después me animaron a seguir el trato. El hizo uno de mis shows Flipside con Sha-Na-Na. Neil era un tipo alocado. Dijo que iba a empezar una nueva productora y Warner Bross iba a darle el  dinero para empezar­la. Realmente no me costó mucho convencer a Neil. Trabajó en la cinta junto a Kenny Kerner y Richie Wise, que acababan de terminar un par de hits para él en Buddah”.

“El maquillaje era algo realmente único y yo se lo planteé. ¿Por qué no dejamos que nadie los vea sin maquillaje? A ellos les pareció una buena idea. Entonces, ellos no se daban cuenta de cómo seria. No era fácil. Pero todos estaban de acuerdo. Lo mejor de Kiss lo cual es raro hoy en día, es que una vez que toman una línea de decisión, todos la llevan a cabo. Excepto al final cuando supe que Paul y Gene querían que la gente los viera. Todo lo que decidíamos hacer, lo hacíamos como un equipo. Así era. Pocas veces he visto que hoy en día pase esto. La mayoría de los grupos lo pasan, sólo para conseguir mantenerse unidos”.

“Trabajábamos muy duro para mantener no sólo el maquillaje, sino también la imagen de todo el trabajo y el copyright. Son el único grupo que tienen un copyright de sus caras. Me costó años conseguir esto. No comprendían la importancia de esto. Algunas veces haces algo importante y se convierte en algo aburrido. Terminan por no apreciarlo, esto les pasa a muchos artistas. Odiaban que la gente no los reconociera sin sus máscaras, especialmente Gene y Paul. En mi opinión, esto fue el principio del fin”.

“El Tomorrow Show con Tom Synder fue legendario. Gene y Paul definitivamente nunca lo olvidarán. Cómo odiaron ese programa. Gene miraba todo el tiempo fuera del escenario. Estaba tan enojado con Ace… ¡Y me encantaba! Ace se sentía fenomenal ese día. Habíamos bebido pero no estaba fumado. Estaba radiante! Gene tenía un gran problema con eso, pero a mi de todas formas no me gustaba mucho que hablara Gene. No parecía un rockero, sonaba más como un libro. Así que cuando a Ace y a Peter se les ocurrió hablar, me encantó pues nunca tenían oportunidad de expresarse. Yo tenía ya mucha experiencia en películas y televisión, así que sabía que el espectáculo era grande”.

“Peter tuvo durante un tiempo un gran problema con el alcohol. Gene y Paul lo odiaban. Peter se ponía muy agresivo y muy pesado. De cualquier manera, decidieron echarlo de la banda en vez de ayudarlo. Pensé que la decisión era mala pues, si es un miembro de una familia, intentás ayudarlo. Yo no estaba de acuerdo con echarlo, y Ace tampoco pero Paul y Gene insistían. Finalmente, hablaron con sus abogados y después de varias reuniones le pidieron a Peter que se marchara. Pienso que Peter se merecía algo mejor”.

“Ace es introvertido. No en el sentido de ser rockero sino que es tremendamente sensible. Es encantador. Tenés que saber que si hay alguien en Kiss que se sacrificará por algo, ese es Ace. Lo pasé muy mal con lo de Peter, aunque encontramos a Eric Carr para que le sustituyese, y Eric Carr era un cielo también. Me acuerdo de nuestro primer show con Eric Carr en el Palladium, antes de ir a Europa. Paul y Gene estaban tan alocados que no nos sentimos a gusto. Nunca me olvidaré cuando me dijeron: Vos sos el manager, arreglalo vos, y nos dejaron ahí plantados solos. Tuvimos que terminar el disfraz esa misma noche y también decidir el maquillaje”.

“Nuestra compañía convenció a Pan American para que nos dieran nuestro propio 747 para que lo pintáramos con nuestro anagrama de Kiss. No sólo para llevar nuestra plantilla, sino que también podíamos decir: Vengan, vengan con nosotros a Japón. Nos quedamos en el hotel Akoyra, un hotel súper elegante. Nos reservaron toda la última planta, y no creo que nunca más permitieran a un grupo de rock hacerlo de nuevo, después de nosotros”.

“Los mejores recuerdos que tengo de Kiss son siempre los del comienzo. Cuando hicimos nuestra primera actuación en Cobo Hall. Tenía esa magia especial de la primera vez. Es mágico, increíble. Fue muy divertido. Y la primera vez en el Madison Square Garden. También lo que hicimos en el viaje a Japón en el 747. También la gira que hicimos en Australia, fue divertida desde que empezamos hasta el final”.

~ por Mike en junio 28, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: