Música para los Mayores

Hace algunas semanas, el sitio Spinner publicó una lista con las diez peores óperas rock de la historia y el puesto número uno le correspondió a Music From The Elder de Kiss.

Por un lado, no puedo dejar de señalar que entiendo a la gente que detesta la música incluida en Music From The Elder por considerarla pretenciosa y extemporánea, por decir lo menos.

Pero ciertamente hay algo mágico alrededor de ese material. Music From The Elder fue uno de los primeros discos de Kiss que tuve la oportunidad de escuchar. Y más allá de la memoria emotiva, sigo considerando que la placa es brillante.

Music From The Elder es un disco histórico por un conjunto de razones. En primer lugar, fue el primer lanzamiento de Kiss que no presentó la imagen del grupo en su portada.

Siempre contamos con el hecho que la mano que ilustra la tapa del disco corresponde a Paul Stanley pero versiones recientes indican que sólo se trata del impasible trabajo de un modelo profesional.

Me encanta el arte del disco pero sin duda su carencia de impacto visual puede haber sido una de las causas que provocaron el primer gran fracaso comercial de la banda.

Music From The Elder fue el primer álbum de Kiss que no logró vender las 500 mil unidades necesarias para conseguir al menos un disco de oro.

Por otro lado, marcó el debut de Eric Carr y la despedida de Ace Frehley que de todas maneras aparecería de manera postrera en la portada de Creatures of the Night aun cuando no participó en las sesiones de grabación del disco.

La banda cambió radicalmente su vestuario y por primera vez en su carrera, no realizó presentaciones en vivo para promocionar el disco. Todos estos factores podrían haber provocado la disolución del grupo pero la tenacidad de Gene Simmons y Paul Stanley impidió el fatal desenlace.

En cuanto a lo estrictamente musical, Music From The Elder puede describirse como un material extravagante y caprichoso. Se trata de un disco conceptual con aires sinfónicos que intentó establecer a Kiss como un grupo serio. Como sabemos, esa empresa devino en catástrofe.

Pero a pesar de su mala prensa, Music From The Elder se ganó un lugar en el corazón de los fans de Kiss y hasta el día de hoy continúa siendo un disco de culto junto a Carnival of Souls. Al menos para mí.

El disco fue editado en noviembre de 1981, en momentos que las audiencias jóvenes se volcaban hacia la new wave y el punk rock luego de las anquilosadas experiencias del rock progresivo.

Cuesta entender por qué Simmons y Stanley se embarcaron junto al avezado productor Bob Ezrin en una tarea tan colosal como insensata. Como sea, nos regalaron una serie de canciones inolvidables.

El disco cuenta la odisea de un niño que es elegido por El Concilio de los Mayores con el objetivo de recibir el entrenamiento necesario para combatir la presencia del mal.

La idea general de la historia es un retrato optimista que encuentra su fuente de sabiduría en el individualismo altruista. Sinceramente, nunca pensé que podría utilizar estas palabras para comentar un disco de Kiss.

En una muestra del desconcierto reinante por aquellos años, el disco fue editado en dos versiones que contaban con variantes en cuanto al ordenamiento de las canciones. Un detalle aparentemente menor pero que tiene impacto en el desarrollo de la historia.

Es una pena que los líderes de la banda no hayan resguardado el honor del álbum en años posteriores y que sólo tengan palabras de indiferencia hacia un material que sin lugar a dudas superó la prueba del tiempo.

En la versión que conocimos en esta parte del planeta, el disco abre con The Oath. Es uno de los temas más pesados del disco con una soberbia tarea vocal de Paul Stanley, anticipando mucho de su producción ulterior en discos como Animalize.

Fanfare funciona como un breve puente hacia una de las canciones más logradas del disco, Just a boy. La tarea vocal de Stanley es sencillamente conmovedora.

Dark light es el único tema del disco en el que Frehley pudo imponer su estilo logrando un resultado coherente con sus trabajos anteriores. Originalmente titulada Don’t run, la canción lleva la firma de Ace junto a Simmons, Anton Fig y Lou Reed.

Only you es una composición brillante de Simmons que cuenta con el extraordinario aporte vocal de Stanley. El groove siniestro de la canción sería reciclado y utilizado años más tarde en Unholy.

Hasta el día de hoy el comienzo de Under The Rose sigue sonando en mi cabeza como un noble antecesor de The Unforgettable Fire de U2. Como sea, los redobles marciales de Eric Carr marcan su primera aparición como compositor en un disco de Kiss mientras la canción se desarrolla en una atmósfera general simplemente sobrecogedora.

A world without heroes registra otra participación de Lou Reed en calidad de autor y cuenta con un solo de guitarra a cargo de Paul Stanley, repetido años después en el Unplugged de MTV.

Imposible no recordar el video clip que terminaba con la infame lágrima de Simmons, quien en su momento describió a la canción como la heredera de Beth.

Mr. Blackwell es otro de los grandes momentos de la placa, fruto del trabajo de Simmons junto a Lou Reed. Agobiante, la canción se destaca por sus excelentes arreglos vocales.

Escape from the island es el resultado de una zapada entre Ace Frehley, Eric Carr y Bob Ezrin que se hizo cargo del bajo en la grabación. El tema remite al primer disco del grupo porque su carácter instrumental la emparenta con Love Theme From Kiss y porque utiliza el sonido de sirenas como en Firehouse.

Originalmente, la canción no había aparecido en la edición japonesa de Music From The Elder por lo que tuvo una segunda oportunidad al aparecer de manera sorpresiva en Killers.

Odissey cuenta con una emotiva interpretación de Stanley que anticipa el trabajo que realizaría años después como actor central de Phantom of the Opera. La canción escrita por Tony Powers presenta el aporte de Alan Schwartzberg en batería, en lugar de Eric Carr.

I encuentra a Simmons y Stanley compartiendo las obligaciones vocales como en las viejas épocas y el resultado es tan sólido que ubica a la canción entre los puntos altos del disco a caballo de su regusto rockabilly.

El diálogo entre El Concilio de los Mayores y Morpheus cierra el disco anunciando que el niño completó su formación bajo la Orden de la Rosa.

Si es verdad aquello de que el medio es el mensaje, no quedan dudas de que Music From The Elder termina siendo un auténtico rara avis dentro de la carrera de Kiss.

Su extraño poder radica precisamente en su singularidad. Una obra maestra, en el más amplio sentido de la palabra.

~ por Mike en junio 1, 2010.

3 comentarios to “Música para los Mayores”

  1. te felicito por la reseña , excelente, yo tambien gaste este disco , fantasia y musica, nada mas ni nada menos.

  2. Coincido totalmente con este comentario y muy acertado de cada canción.
    Lo único que puedo agregar que en la versión remaster de 1998 que comienza con “Fanfare” en su final y justo antes de “Just A Boy” tiene cantos greogorianos agregado, ese detalle lo distingue totalmente. De todas maneras no me puedo acostumbrar a este orden de las canciones…
    “(Music From) The Elder” para mí es un viaje musical que disfruto de principio a fin y junto a “Carnival…” son mis dos discos de culto de Kiss al que cada tanto suelo revisitar y disfrutar y comentarios como este me hacen volver a la “Obra”. Excelente comentario. Saludos.

  3. ja soy fan de Kiss,desde 1987 y cada vez que lo escucho me gusta y me da asco pero me vuelve a gustar un poco mas y otro poco mas hasta que algo de su musica me queda en mi cabezota!!!es filosofia a lo Gene!! es mas es una metafora a su vida chicos!!!solo un niño debe enfrentar el dilema de hacerse mayor!!!como Gene que llego con una mano atras a Usa y debio aprender todo de nuevo,crecer,perfeccionarse en todo,buscar el exito bla bla bla etc etc…¿a que no saben quien se enojo,ademas de Ace y Eric, de este disco? Mr. Stanley que de bronca aportaria los temas nuevos para Killers!!!Gene quedo muy mal parado!!seguro es genial espero que toquen algo en vivo pero es imposible siguen en la misma de cantar rock and roll all nite!!!!!Dios santo!!igual pongo The Oath en vivo en Fridays 1982 y veo esa magia esa maravilla que podria haber sido la gira de THE ELDER!!”De haber hecho una gira, esta hubiera sido un puto desastre”Ace Frehley y yo digo ¿ era tan DIFICIL derrotar a Billy Idol(sabemos quien lo manejaba)? pero en ese tiempo KISS era para chicos!!!y a quien queria impresionar? a los criticos y intelctuales!!!que tarados fueron!!!que grandes tarados fueron!! pero gracias a este error despues en 1982 vendria mi disco favorito CREATURES OF THE NIGHT!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: