El tercero de Bruce

No comprendo la obsesión que tenemos los seres humanos por los números redondos pero de todas maneras acepto que la cuestión tiene su encanto.

Este es el posteo número 100 de Kissteria pero no pienso escribir un laudatorio carente de sentido sobre mi propio sitio sino que voy a concentrarme en la siempre voluble actualidad.

Podría escribir una nota sobre la funesta participación de Kiss en la Bolsa de Comercio de Nueva York junto a los altos mandos de Dr. Pepper o tal vez comentar cómo los amigos de Gene Simmons en Wal Mart van a recortar 11,200 puestos de trabajo en los próximos días.

Pero en lugar de describir la lenta e inexorable destrucción del legado de Kiss a manos de sus líderes, prefiero depositar mis energías en el nuevo material de estudio de Bruce Kulick que se edita en el día de hoy en la Unión Europea a través de Frontiers Records.

En los Estados Unidos, el lanzamiento está previsto para el próximo martes 2 de febrero.

BK3 parece el nombre de una sabrosa promoción de Burger King pero es en realidad el título del disco que puede ubicar al guitarrista en los primeros planos de la escena rockera internacional.

Bruce se dio el gusto de convocar al estudio de grabación a una extensa lista de invitados que prestigian el lanzamiento pero que al mismo tiempo pueden convertirse en un canto de sirena para sus aspiraciones.

Un disco con tantos invitados es prácticamente imposible de reproducir en vivo.

Como sea, el hermano de Bob se encuentra en un buen momento de su carrera alternando presentaciones solistas con giras como miembro estable de los legendarios Grand Funk Railroad.

Como suele ocurrir en estos casos, el nuevo disco de Bruce Kulick será recibido con beneplácito por sus fans y será fuertemente ignorado por aquellos que no están interesados en su trabajo.

Fate abre el juego con una melodía poderosa escrita en colaboración con Kevin Churko, productor del nuevo disco de Ozzy Osbourne, que presenta una tarea más que aceptable de Bruce en las voces.

Ain’t gonna die cuenta con la participación estelar de Gene Simmons y se convierte en uno de los temas más interesantes de la placa, con claras reminiscencias al sonido de Carnival of souls.

No friend of mine es una canción oscura que evoca los lejanos tiempos de Union. Se trata de una composición demasiado convencional que despega gracias al aporte de John Corabi, uno de los mejores cantantes de la historia del rock.

Hand of the King es el primer corte de difusión del disco y marca el debut discográfico de Nick Simmons, en una interpretación correcta que recuerda a los temas más oscuros de bandas de los noventa como Soundgarden.

I’ll survive es una canción de medio tiempo que sirve para bajar un tanto las revoluciones mientras Bruce recuesta su voz de manera bucólica sobre una base electroacústica ciertamente novedosa para sus estándares.

Dirty girl cambia radicalmente el estilo de los temas previos gracias a una melodía ochentosa a cargo de Doug Fieger, el cantante de The Knack, que transforma a la canción en una virtual secuela de My Sharona. Brillante.

Final mile suena como un prematuro reprise de I’ll survive, tanto desde el aspecto lírico como desde el musical al tiempo que demuestra que las lecciones de canto de Bruce no fueron en vano.

I’m the animal es otro de los momentos destacados del disco, una verdadera perla para los amantes del hard rock. Eric Singer y Tobias Sammet aportan su talento para una interpretación de alta factura.

El nombre del tema es prácticamente idéntico al track número 9 de Sonic Boom, dicho sea de paso.

And I know es una maravillosa creación pop con destino de FM que cuenta con un destacado trabajo de Bruce en las voces. Probablemente, el tema más personal del disco.

Between the lines es el único tema instrumental de la placa y presenta el aporte destacado de Steve Lukather. El legendario guitarrista de Toto se luce en una zapada brillante en la que también descolla Jimmy Haslip, bajista fantasma de Creatures of the night.

Life completa la trilogía acústica de BK3 con una melodía melancólica que cierra el disco con un sonido que paga tributo a los Beatles, uno de los mayores referentes dentro de la carrera de Kulick.

La edición europea incluye un bonus track. Se trata de Skydome, una pieza instrumental grabada originalmente para el disco Audiodog.

Bruce tiene en carpeta dos eventos destinados a promover el disco. El lunes 1 de febrero se presenta en vivo en el Cat Club de Los Angeles junto a invitados sorpresa. Nick Simmons ya aseguró su presencia en el show.

El sábado 6 de febrero, en tanto, se realizará una fiesta de lanzamiento en el Kiss Coffeehouse de Myrtle Beach con el clásico paquete VIP que incluye Meet and Greet con el guitarrista y otras bagatelas por el estilo.

~ por Mike en enero 29, 2010.

2 comentarios to “El tercero de Bruce”

  1. Me alegra saber que Kulick sigue activo. Voy a conseguir el disco y te transmito mis opiniones.

    Leí en KissFever que Kulick participó en el disco solita de Sebastián Gava.

    Con respecto a Kiss en la Bolsa de NY, creo que ya sabes mi opinión…

    Abrazo

  2. compre el disco hace unos dias y me parecio muy bueno..es el primer disco de bruce solista que consigo porque aca es muy dificil conseguirlos y supero mis expectativas totalmente…un saludo desde villaguay entre rios..jose

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: