Dream Theater, en marzo

La semana pasada se anunció de manera oficial que Dream Theater vuelve a Buenos Aires en marzo de 2010 para presentarse en el estadio Luna Park.

El grupo de Mike Portnoy es un verdadero seleccionado de talentos que no cesa de cosechar fans en todo el mundo gracias a una propuesta tan elaborada como fascinante.

En palabras de Roberto Arlt, diría que la banda se ganó un lugar en el olimpo del rock en base a una «prepotencia de trabajo» pocas veces vista en la historia de la música pop.

La primera vez que me puse en contacto con la música de Dream Theater fue en 1992 cuando Pull me under, el tema que abre el disco Images and words, se entreveraba con otros éxitos radiales en plena explosión del grunge.

En marzo de 2008, estuve presente en uno de los dos recitales que brindaron en el Luna Park y quedé maravillado ante la aplastante demostración de superación artística que acababa de presenciar.

Aunque parezca improbable, existe una conexión entre Dream Theater y Kiss desde el mismo momento en que Portnoy creció, como tantos otros músicos de su generación, escuchando a los cuatro fantásticos de Nueva York.

«Mi papá era disc jockey de rock and roll, así que yo estaba rodeado de música todo el tiempo. Tenía una gran colección de discos cuando era chico y me encantaban los Beatles y luego Kiss. Era inevitable el hecho de que terminara siendo músico», dijo en alguna oportunidad el baterista nacido en 1967.

Otro elemento que entrelaza la carrera de Dream Theater con la de Kiss es que ambas bandas contaron en su momento con los servicios del reconocido tecladista Derek Sherinian.

Sherinian fue el músico fantasma que acompañó a Kiss en vivo en la primera mitad de la década del noventa y además participó en la grabación de Do you remember rock and roll radio, el cover de los Ramones incluido en el disco tributo We’re a happy family.

Por el lado de Dream Theater, el tecladista aportó su talento para el disco Falling into infinity, editado en 1997.

Pero hay más declaraciones interesantes de Mike Portnoy.

El 19 de abril de 2008 se celebró en los Estados Unidos el Record Store Day, un evento que buscaba revitalizar a una industria que no supo reinventarse ante la llegada de las nuevas tecnologías.

El multifacético baterista manifestó su apoyo a la movida con palabras que podrían haber sido escritas por cualquiera de nosotros.

«Crecer siendo un seguidor del rock y el metal en Long Island en los años 70 y 80 era muy diferente de lo que ahora. No había cadenas de tiendas como Virgin o Tower y, por supuesto, no existía Internet. En el único sitio donde se podía comprar música era en alguna pequeña tienda no especializada de tu ciudad.

Hacia finales de los 70, era fácil encontrar los últimos discos de mis bandas favoritas, Led Zeppelin, The Who, Kiss, Pink Floyd, Queen, que estaban todas fácilmente disponibles en cualquier tienda.

Pero a principios de los 80, fue cuando descubrí el metal más underground con bandas como Iron Maiden, Judas Priest, Motörhead, Accept, Mercyful Fate, Loudness y Raven, de la lectura de mis ejemplares importados de Kerrang.

No había lugar en la pequeña ciudad de Long Beach, para encontrar los últimos discos de estas bandas que estaba descubriendo. Luego descubrí Slipped Disc Records en Valley Stream, Long Island. No sólo tenían los discos de todas estas bandas, sino que tenían las remeras, los videos en vivo importados y todo lo que existía sobre ellos.

Cuando la escena thrash de los Estados Unidos comenzaba a estallar en 1983, siempre pude contar Slipped Disc para conseguir lo que estaba buscando de bandas como Metallica, Anthrax, Slayer, Exodus, Testament, Death Angel o Nuclear Assault.

Tomaba el tren todos los sábados para buscar esos discos. Era el día de la semana más importante para mí. Y el día que obtuve el carnet de conducir, el primer lugar al que fuí fue a Slipped Disc a comprar Ride the lightning de Metallica. La versión importada, por supuesto.

Ahora en el 2008, el mundo es un lugar muy diferente. Las grandes cadenas se comen a las pequeñas y les hacen muy dificil poder competir con ellas. De hecho, mi querido Slipped Disc acaba de anunciar que cerrará sus puertas para siempre.

Pero lo que está claro que todas esas pequeñas tiendas independientes de música como Slipped Disc y sus propietarios fueron los que contribuyeron a dar forma a la escena del metal en los últimos 25 años. Sin ellos, muchos de nosotros, no podríamos haber sido como somos hoy».

Para los que todavía nos emocionamos con el poder de la música, el sábado 13 de marzo de 2010 tenemos una cita de honor en el Luna Park.

~ por Mike en diciembre 21, 2009.

2 comentarios to “Dream Theater, en marzo”

  1. La verdad que no los conozco. Mike, vos me los recomendás?

  2. Dream Theater es una banda muy interesante que combina elementos progresivos de grupos como Rush con arreglos realmente pesados que por momentos recuerdan a Metallica. No es para todo el mundo pero vale la pena arriesgarse.

Los comentarios están cerrados.

 
A %d blogueros les gusta esto: