Sebastián Gava, solista

En el día de hoy se produce el lanzamiento a nivel nacional del primer disco como solista de Sebastián Gava, actual cantante de Kiss my Ass.

Por la tarde, el experimentado vocalista se hará presente en las instalaciones de Metal Rock de Marcelo Spadoni para una sesión de autógrafos con sus fans.

A continuación, un mano a mano imperdible en el que Gava adelanta algunos detalles de la placa y repasa sus años en el negocio de la música.

Con su proverbial buen humor, el cantante habla de todo. Hasta se anima a responder la pregunta que sus seguidores vienen formulando desde hace varios años.

Tu disco debut en solitario se titula Sebastián Gava. ¿Cómo describirías el estilo de los temas que lo integran?
-Todos los que algunas vez escucharon mis temas tanto en Kefren como en Mafia ya conocen mi estilo. No estoy buscando nada nuevo, simplemente hacer lo que me gusta y disfrutarlo al ciento por ciento. Terminar el disco fue el final de mucho trabajo y creo que se va a notar porque es un disco muy musical, lleno de arreglos. Te vas a encontrar con temas poderosos, baladas y canciones. Es un piedra libre al arte.

¿Y en cuanto al aspecto vocal?
-Soy muy exigente a la hora de crear y más aun a la hora de poner las voces así que lo primero que pensé fue que este es el primer disco donde canto el ciento por ciento de los temas. Es por esto que busqué variedad en las canciones. Por otro lado, estudio dos veces a la semana con mi maestro Rafael de La Torre, que también grabó voces en el disco, desde hace muchos años y quieras o no, esa maduración se va notando.

¿Decidiste incluir algún cover en el disco?
-No, son diez temas propios. Hay algunos temas que no entraron en discos de Kefren y creo que se merecían la oportunidad de ver la luz.

Una de las grandes novedades del disco es la participación estelar de Bruce Kulick en tres canciones. Contame como se dio esta oportunidad.
-Fue tan fácil que parecía una broma. Con Bruce tenemos mucho feeling, es un tipo excelente y un profesional tremendo. Simplemente le conté que estaba grabando mi disco solista y se puso feliz porque, después de la separacion de Mafia, él me decía que no tenía que frenar mi carrera. Me aconsejaba que siguiera adelante. Fue así que le dije si quería meter algunos solos y se copó. Lo mas grosso fue el durante, tengo los correos guardados con los comentarios de los temas y el trabajo que fue haciendo, que los voy a hacer enmarcar!

¿Pensás que Mafia puede haber sido una buena transición para tu carrera solista?
-Creo que sí, nunca lo pensé de esa manera pero las cosas se dan por algo. De cualquier manera, siempre di lo mejor de mí en cada proyecto y creo que la gente se da cuenta de eso y por eso me apoyan ahora como solista.

Los que siguen las páginas de Kissteria conocen mi gusto por She-Ra, a mi entender la mejor banda en vivo del under argentino. Me encantó saber que ellos también participan en el disco. ¿Cómo estuvo eso?
-Para mí, los chicos de She-Ra son una maza. Cada vez que los veo en vivo me catapultan a mis principios. Tienen una energía tremenda. Los llamé para que hagan los coros y el solo líder en el tema Mamma Love porque ese tema era el hit de Kefren muchos años antes de que grabáramos el primer disco y después terminó quedando afuera por distintos motivos. Así que creí que merecía una oportunidad y quedó aplastante!

¿Tenés pensado cómo va a ser la presentación del disco?
-Tocar en vivo siempre es un placer y más con la onda que le pone la gente cada vez que subo a un escenario. Si todo encaja, estaría bárbaro poder presentar el disco con los invitados que formaron parte de la grabación.

¿Cómo pensás equilibrar tu carrera solista con la de Kiss my Ass?
-Por ahora no hay mayores inconvenientes. Supongo que hay que ir armando las agendas con tiempo. Con el disco vamos a ir dando pasos seguros. Presentarlo en marzo o abril junto a todos los invitados, hacer un gran show. Editarlo en Brasil y en todos los países que se pueda. Mi prioridad es mi carrera, pero mientras me dé el cuerpo vamos con todo. Con Kiss my Ass, la idea es seguir ya que disfrutamos mucho haciendo eso y no me cabe la menor duda de que somos los mejores del mundo. Acá es donde me gano el odio de algunos. (Risas)

El sábado 7 de noviembre, te vas a estar presentando en San Pablo. Contame cómo se dio eso.
-Me convocaron para un homenaje a Paul Stanley y no me pude negar. (Risas) Ricardo Lopes está organizando todo y voy a estar tocando con la banda Rock Soldiers. Estoy muy feliz porque ya está confirmada la edición de mi disco (en inglés) en Brasil.

¿Qué sentís cuando los fans te llaman el Paul Stanley argentino?
-Mucha emoción y orgullo!

¿Te acordás qué dijo Bruce Kulick la primera vez que te escuchó cantar?
-Se reía, sorprendido, y preguntaba si Paul había tenido una novia en la Argentina! (Risas)

¿Cómo fueron tus shows junto a Bruce? Recuerdo que en la primera Kiss Expo dijiste algo así como: «Esto es mejor que tocar con Kiss en River».
-Con Bruce quedó una amistad a partir de 1999. Tocar con él es siempre un placer porque es híper profesional y es un tipo de lo más humilde. En la Expo había dicho eso porque no sólo fue tocar en vivo. Fueron los ensayos, ir a comer un asado. Muchas cosas más que solamente tocar en vivo.

¿Y cómo fueron las cosas cuando tocaste con Eric Singer en la segunda Kiss Expo?
-Con Singer fue bárbaro también. El venía con ganas de tocar con Kefren porque Bruce le había contado y el tipo vino a saludarme a los gritos «Ehh, Sebastián, Kefren…» y yo no entendía nada, terrible!

Mucha gente tal vez no recuerde que cantaste un tema junto a Villanos abriendo para Kiss en 1999. ¿Cómo se dio eso y que recordás de aquel momento?
-La cosa fue como un premio consuelo ya que estaba todo arreglado para que Kefren fuera el soporte de Kiss. Después, las compañías discográficas hicieron lo suyo y ganó Villanos. De cualquier manera disfruté el momento, estando en camarines con Paul y Gene. Andar por el escenario por la tarde y ver los detalles de la escenografía. Todo eso fue piola.

¿Cómo fue tu encuentro con Paul? ¿Fue como lo habías pensado?
-Yo diría que fue mejor! El tipo es un señor, al igual que Gene. Lo único que me hubiera gustado es vivir ese momento con 15 o 16 años. Supongo que la fascinación a esa edad es distinta.

¿Te molestó que nunca hayan llamado a Kefren para abrir un show de Kiss?
-Más me molestó que nos llamaran y después nos dijeran que ponían a Villanos.

¿Por qué pensás que pasó eso?
-Es un tema complejo. Tiene que ver con las compañías discográficas y las editoriales. Va más allá de si sonás bien o si sos el referente de Kiss en la Argentina. A ellos, a los productores, no les importa eso.

Cuando le pregunto si tiene alguna anécdota divertida de los años que pasó en Kefren junto a Leonardo Moon, Daniel Key y Dukke, el cantante me tira con una historia digna del Sunset Strip de los años ochenta.
-Me acuerdo una vez después de un show, viene Moon cagándose de risa y le dice a Dani: «Así que firmaste una teta» y Dani contesta: «Sí, cómo supiste» y Leo dice: «Porque yo firmé la otra» (Risas)

La carrera de Kefren siempre estuvo muy ligada a Kiss. ¿Qué era lo bueno y lo malo de esa situación?
-Lo bueno fue todo! Es por lo que hoy estoy respondiéndote estas preguntas. Y lo malo… no le veo nada malo. Probablemente, Moon sí le vea algo malo ya que él quería correrse del estilo y ahí tenías un problema.

¿Habrá algún día una reunión de la formación clásica de Kefren?
-Hum… nunca digas nunca. La verdad es que es muy difícil pensar en eso ahora porque todos estamos muy ocupados en nuestros proyectos. Dukke con Killer Trip está por editar su disco, que está muy bueno y me invitaron a meter voces en un tema. Key, supongo que está con FLY, Moon está con Jakks Daniels y yo estoy con mi solista recién saliendo a la calle. Por otro lado, ninguno de ellos me llamó para juntarnos así que no sé si depende totalmente de mí… (Risas)

* Do you Believe in Rock and Roll *

¿Cuándo escuchaste a Kiss por primera vez?
-Cuando tenía 12 o 13 años. La tapa de Dynasty me mató. Las caras y toda esa imagen era algo muy grosso para un nene de esa edad.

¿Qué sentiste cuándo te enteraste que se habían quitado el maquillaje?
-Me encantó. La emoción que sentí cuando ví el video por primera vez es indescriptible.

¿Qué recordás de las veces que los viste en vivo?
-El primer Obras fue impresionante!

¿Qué es lo que más te gusta de la banda?
-La banda!

¿Qué es lo que menos te gusta?
-Me hubiera gustado que cuiden más la mística, como los Rolling Stones. Pero sólo ellos saben cómo es convivir con Ace Frehley o Peter Criss…

¿Cuál es tu disco favorito de la banda?
-Love Gun porque es Kiss en su más pura escencia, al igual que Rock and Roll over.

Esta tal vez sea la pregunta más absurda que haya hecho en toda mi vida. ¿Cuál es tu integrante favorito?
-(Risas) Paul Stanley, por todo lo que a cualquier Kissero le provoca!

¿Por qué pensás que la banda sigue vigente?
-Creo que están más allá del bien y del mal. Pasaron toda las barreras y ya son un clásico. Fueron los primeros en hacer un show como el que hacen. Y el que pega pimero…

¿Qué opinás de la formación actual?
-Sé que le ofrecieron a Ace y a Peter hacer la gira pero ninguno de los dos quiso hacerla. Eric Singer me encanta en la batería y Tommy Thayer cumple su sueño cada noche. Qué más te puedo decir…

¿Qué te pareció el show de Kiss en abril pasado?
-A mí me encantó, lo viví como si fuera la primera vez que los iba a ver. No voy a entrar en detalles más, detalles menos, con el tiempo y los años te das cuenta que hay muchos que critican porque es fácil hacerlo. Pero hasta ahora no ví a nadie que haga ni la mitad de lo que lograron estos tipos, así que me saco el sombrero y que sigan haciendo magia en el escenario. Tenía muchas ganas de verlos ya que en 1999 me había quedado un sabor amargo.

¿Qué significado tiene Kiss en tu vida?
-Ni más ni menos que la razón por la cual me colgué una guitarra a los catorce años y nunca más paré!

~ por Mike en octubre 31, 2009.

 
A %d blogueros les gusta esto: