Kiss, pasado y presente

Mientras restan poco menos de tres meses para que concluya este 2009, me parece que es un buen momento para realizar el balance de un año que quedará en la historia para los fans de Kiss.

Finalmente, esta semana se produjo el esperado lanzamiento de Sonic Boom en Europa y en los Estados Unidos pero por ahora, nuestro continente fue ignorado completamente.

Gene se encuentra tan obsesionado con su idea napoleónica de inundar el mercado estadounidense con remeras y chocolates que se olvidó de sus fans del Tercer Mundo.

Después de esto, no tendrá derecho a quejarse de las descargas virtuales.

Por otro lado, no entiendo por qué la banda sólo interpreta una canción de Sonic Boom durante los shows de la actual gira por América del Norte.

Desde el momento en que los propios integrantes del grupo aseguran que las nuevas composiciones representan cabalmente el presente de Kiss, la pregunta es por qué no las tocan en vivo.

En otro orden, me resulta sospechoso que algunos medios de los Estados Unidos como la revista Rolling Stone hayan descubierto a Kiss a esta altura de los acontecimientos.

Por supuesto, a todos les conviene llevarse bien con el gigante Wal Mart.

El sitio Blabbermouth actualmente reporta constantes apariciones de Kiss en sus noticias aun cuando toda la vida despreció las actividades de la banda.

Blabbermouth pertenece a Roadrunner, el sello que editó Sonic Boom en Europa.

Por mi parte, ya estoy cansado de las declaraciones de Gene Simmons y Paul Stanley que se la pasan repitiendo las mismas palabras hace décadas.

Ya sabemos todo lo que van a responder, cualquiera sea la pregunta.

Desde hace por lo menos 15 años, Kiss viene borrando con el codo todo lo que alguna vez fue escrito con la mano. Parece que cada nuevo paso debe exterminar al anterior.

El fervor oficialista que contamina todas y cada una de las comunicaciones emanadas por el grupo termina siendo insoportable.

Para los fans de Kiss, que somos tan meticulosos con respecto al legado de la banda, esta situación resulta altamente insultante.

Kiss

Por su lado, Ace Frehley editó un muy buen disco que aun con sus carencias logra una impronta mucho más real que el nuevo material de Kiss.

Anomaly es un plato que invita a una larga digestión mientras que Sonic Boom ya viene cortado en pedacitos.

Frehley se viene presentando en vivo junto a artistas de la talla de Alice Cooper o Slash mientras Kiss se presenta en casinos y centros de convenciones.

Esta semana, el legendario Peter Criss volvió a las primeras planas de los medios especializados al revelar que el año pasado fue diagnosticado con cáncer de seno.

Afortunadamente, se encuentra en perfectas condiciones de salud.

Peter continúa trabajando en un nuevo material de estudio luego del paso en falso producido por el espantoso One for all.

El disco cuenta con el aporte de Richie Scarlet como bajista.

Por último, Bruce Kulick tiene todo listo para editar su demorado nuevo trabajo como solista titulado BK3.

Bruce también anduvo renovando su sitio en Internet a través del cual dio a conocer los detalles de su nueva producción.

BK3 incluye la participación de Gene Simmons, John Corabi y Eric Singer, entre otros músicos invitados.

Casualidades del mundo del rock, la canción en la que aparece el actual baterista de Kiss se llama I’m the animal.

El disco también suma el aporte de Nick Simmons, la mejor garantía para que el bueno de Bruce no se aleje demasiado de los favores de Papá Gene.

El guitarrista alterna sus shows con Grand Funk Railroad con ocasionales apariciones en convenciones de fans de Kiss en las que debe soportar el asedio de los fans.

En agosto, trascendió que Vinnie Vincent volvía a la carga con una nueva demanda contra Kiss pero nada se sabe sobre futuras grabaciones del mago de la guitarra.

Lamentablemente, sólo quedan las perturbadoras imágenes que provocan los rumores sobre su nueva identidad sexual.

~ por Mike en octubre 9, 2009.

 
A %d blogueros les gusta esto: