Kiss on Line, con cambios

Luego de algunos días de anticipación en los que se buscó generar cierto grado de expectativa entre los fans, la nueva versión de Kiss on Line ya es una realidad.

Hace minutos, los responsables de Signatures Network subieron a la red el renovado diseño del sitio pero lamentablemente no existen demasiados motivos para celebrar.

En líneas generales, esta segunda versión de Kiss on Line es bastante mejor que la anterior pero mantiene la estructura estática y anodina de su antecesora.

El diseño es conservador y carece de audacia para aprovechar todo el impacto visual que la banda tiene para ofrecer.

Resulta incomprensible que con todas las posibilidades que ofrece el mundo del diseño por estos días, el tipo de letra predominante en el sitio sea la Arial.

El encabezado de la portada de noticias es rudimentario pero cumple con el objetivo de establecer a la actual formación de la banda en la mente del visitante.

Es interesante la selección de videos clásicos que aparece a la izquierda de la pantalla aunque los clips de You Tube aparecen en una ventana emergente tan árida como inexpresiva.

Al igual que en la versión anterior, el contenido es funcional a una visión obediente a los designios de Gene Simmons que todo el tiempo intenta demostrar que Kiss es un gigante en el que el error no tiene lugar.

Kiss

La antigua sección denominada Kiss is everywhere se independiza de la página principal y se transforma en Kiss Kulture, un simpático cambalache que demuestra el impacto global de la banda.

En el apartado titulado Tribute Bands, nos encontramos con la presencia completamente extemporánea de una breve reseña de Kefren junto a una lista de temas del año 2000!

Sin dudas, la nueva versión de Kiss on Line apunta a la consolidación de la formación actual de la banda de cara a la edición del nuevo disco de estudio tentativamente titulado 360.

Días atrás, Ace Frehley anunció el lanzamiento mundial de Anomaly para el próximo 15 de septiembre al tiempo que develaba el track list completo en su renovado sitio web.

Por ahora, Kiss le viene pisando los talones a su antiguo guitarrista aunque en realidad poco es lo que se sabe sobre el demorado sucesor de Psycho Circus.

Todo parece indicar que el último trimestre del año nos va a sorprender con una lucha de egos y talentos pocas veces vista en la rica historia de la banda.

El nuevo disco de Kiss tras once años de silencio viene precedido de nostálgicas odas al viejo sonido de la banda pero tengo la impresión que Ace cuenta con la carta ganadora de esta partida.

* Más información sobre la renovada versión de Kiss on Line *

~ por Mike en julio 14, 2009.

6 comentarios to “Kiss on Line, con cambios”

  1. A quien corresponda: Soy kissero de la vieja época y pasé por todas las formaciones que tuvo Kiss.

    La página de Internet que se comenta es muy buena si la comparamos con la que tiene por ejemplo Peter Criss, pero más allá de comparaciones no veo en sus comentarios un alma kissera, sino por el contrario lo que se siente es una nostalgia a lo que ya fue.

    Kiss es ahora lo que es, o te gusta o no te gusta.

  2. Emiliano: Me resulta bastante complicado aceptar la idea de ostentar la posesión de un alma kissera porque desde el vamos no creo en la existencia del alma en general.

    Pero más allá de esta cuestión, me parece perfecto que a vos te guste la nueva página de Kiss. A mi no me gusta como tampoco me gustan algunas de las decisiones que tomó la banda en los últimos tiempos.

    Por otro lado, si hablamos de nostalgia me parece que la propia banda es la que apuesta a ella anunciando que el nuevo disco suena como Love Gun o haciendo giras en las que el tema más reciente es de 1983.

    En mi opinión, es recomendable que un fan pueda hacer una lectura crítica de las cosas que hace su banda. Al menos así es como me manejo yo con respecto a Kiss en particular y a la vida en general.

    Y eso no me convierte ni en mejor ni en peor fan de Kiss que nadie. Yo también soy fan de la vieja escuela: escucho a Kiss desde los siete años y ahora tengo 35. Muchas gracias por pasar por el blog.

  3. A ver, vamos a matizar. La página mejoró, de eso no hay duda. Pero no porque tenga todas las herramientas que la tecnología brinda hoy en día, sino porque la versión anterior era bastante lúgubre. ¿Me explico?

    Igual, creo que está bueno que no se abuse del flash, que a mi me rompe mucho las pelotas porque tarda demasiado en cargar.

    Ahora, el comentario de Emiliano me resulta tan pueril que hasta me saca las ganas de responderlo. Pero ahí vamos: ¿Qué es tener “alma kissera”? ¿Ser un pusilánime que acepta todas las zanahorias que le ponen en el hocico? Entonces carezco de alma kissera y a mucha honra.

    “Kiss es ahora lo que es. Te gusta o no te gusta”. ¿Este es el planteo, Emiliano? ¿Blanco sobre negro? ¿Sin matices? Entonces no me gusta. No me gusta ni medio.

    Si no puede existir el Kiss que creo que los fans nos merecemos, prefiero que no haya más Kiss. Prefiero que no exista más si la banda va a seguir participando de eventos bochornosos como American Idol, por ejemplo.

    Prefiero que no haya más Kiss si Gene Simmons (ese payaso lamentable como bien dijo Trent Reznor) va a seguir haciendo sus negocios a costa nuestra y de la banda.

    ¿Somos nostalgiosos y llorones? Puede ser, pero son ellos (Paul y Gene) los primeros en apelar a la nostalgia cuando dicen que el nuevo disco suena como Love Gun o Rock and Roll Over (como bien refirió Mike).

    Entonces, si van a vivir del pasado quiero el pasado que me merezco, no ésto. Un saludo para ambos.

  4. Kiss es Kiss, lo que significa que Paul y Gene, aun no de acuerdo entre ellos, se reparten el manejo de lo que es arte y negocios, respectivamente.

    Como antaño lo hicieran, pero con un ojo puesto en ser la mejor banda posible, o sea, eligiendo cosas como hacer grandes canciones o grandes shows y todo el manejo de la imagen, de la mano de papá Aucoin, bancado por Bogart en principio y con socios como Kramer o Ezrin, además de un sinnúmero de músicos detrás (Bob Kulick, Vini Poncia, Desmond Child) como partners en el tema artístico.

    Mal no les fue, no? Concuerdo en que el Kiss post Farewell Tour es una banda cover de si misma, nueva vuelta de tuerca y que, gracias a éxitos como AC/DC o Metallica con sus nuevos CDs, Kiss quiere intentar de nuevo, tener un número uno.

    Creo que es lo último que les falta, un nuevo gran boom, las cosas están listas, el público a full en todo el mundo, el hambre de rock de todos de nuevo, ya cansados de 15 años de música híbrida a nivel comercial en los rankings y así se las ingeniarán Paul y Gene de armar los futuros 10 años de la banda.

    Esto no quita que no tengamos una visión subjetiva como fans que somos y crítica a la vez, y no por eso dejamos de ser fans. Es lo que hay.

  5. Me parece que muchas veces algunos fans piensan que tienen la obligación de defender ciegamente todo lo que hace la banda.

    Está buenísimo ser fan de Kiss pero de ninguna manera voy a comprometer mi libertad de pensar, a causa de eso.

    Como decía más arriba El inconsistente, vamos a matizar. Por supuesto que la música es un negocio pero el fin no justifica los medios. Nunca.

  6. Creo que estamos 2 a 2 en esta cruzada de fans incondicionales vs. fans críticos.

    Pero si tengo que dar una última opinión, quedarme con la última palabra en este fantástico debate -algo que me fascina desde siempre-es que tanta incondicionalidad acrítica es propia de niños y preadolescentes. No se ofendan Pablo y Emiliano, pero me recuerdan a mí mismo discutiendo con mis compañeros en el patio del colegio durante los recreos de la primaria.

    Cuando mis compañeros atacaban a Kiss -con otras argumentaciones, claro- yo los defendía ciegamente y hasta estaba dispuesto a usar los puños para defender su honor mancillado… pero tenía 10, 11, 12 años. Hoy tengo 38.

    Amigos, hay que aceptarlo: Kiss dejó de ser una banda respetable hace, por lo menos, 13 años. El resto fue una farsa.

    Igual, me hago cargo de mi “talibanidad”, creo que Kiss se debería haber separado después de Lick it up. Hubiera sido una gran despedida. Pero decidieron seguir sacando discos muy pobres, sin rumbo musical ni estético, hasta Revenge claro. Después vino la gira reunión, y estuvo OK: pudimos ver a Kiss maquillados nuevamente. Como acto de nostalgia fue maravilloso, pero todo lo que vino después, ¿qué sentido tuvo?

    Un montón de giras calcadas una de la otra, un disco mediocre y sin magia (uyyy inventamos el 3D!), más giras Kalkitos… y?

    Y ahora se viene el nuevo disco, producido por Paul Stanley. Disculpen, pero no doy dos mangos por este trabajo después de haber escuchado Live to Win.

    Kiss se tiene que retirar de una vez y dejar que conservemos en la memoria algo de la magia. Porque mi “magianómetro” está bajando día a día y acercándose peligrosamente al fastidio y al desprecio, sobre todo por Gene Simmons, un tipo que se caga en todos nosotros… ¿O no lo vieron gritar “Santiago” al comienzo del show en Buenos Aires? Bueno, eso es señal de algo: Eugenio está en otra, está en sus realities, en facturar, en hacer mucha, pero mucha plata.

    Bueno, conmigo no la va a hacer, porque el disco me lo voy a bajar. ¿Odia a los internautas que se bajan música? Entonces me lo voy a bajar ocho o nueve veces…

    Abrazo, gracias por existir. Si ustedes no estuvieran, ¿con quién hablaría de Kiss?

Los comentarios están cerrados.

 
A %d blogueros les gusta esto: