Amigos de la música

Para aquellos que aman la música tanto como yo, les comento que se están conociendo detalles de una exposición que llega a la ciudad de Buenos Aires en algo más de un mes.

Se trata de la Feria Internacional de Coleccionismo Discográfico que tendrá lugar en el Pabellón 4 del complejo Costa Salguero durante el fin de semana comprendido entre el viernes 7 y el domingo 9 de agosto.

Es un encuentro que propone el intercambio, compra, venta y subasta de una inmensa variedad de objetos vinculados con la música como simples, vinilos, casetes, magazines, autógrafos y manuscritos.

El responsable de la organización del evento es el español Mikel Barsa, quien prometió la participación de importantes coleccionistas extranjeros y una infartante base de más de trescientas mil piezas de colección.

Ya se encuentra on line una especie de avance de subasta que incluye una edición de origen estadounidense del disco tributo Kiss my Ass editado hace quince años.

La versión en cuestión presenta portada doble, vinilo de color rojo junto a los preciados autógrafos de Gene Simmons y Paul Stanley en la carátula frontal. El precio de salida de la subasta es trescientos pesos. Una bicoca.

Kiss

Otro objeto que me pareció particularmente interesante es la lista de temas de un show que Frank Zappa ofreció en la ciudad española de San Sebastián. Incluye el programa del concierto y también arranca en trescientos pesos.

Para bolsillos un tanto más profundos, se encuentra una postal que John Lennon y Yoko Ono le enviaron desde Dinamarca a Paul y Linda McCartney en 1968. La subasta empieza en los treinta mil pesos.

Los organizadores de la Feria explican que en 1982 participaron como colaboradores en la primera Feria del mundo del coleccionismo que se celebró en Londres.

Luego de poner en marcha la primera exposición en tierra española, se dedicaron a hacer lo propio en otras ciudades del mundo. En agosto será el turno de Buenos Aires.

Anuncian que el evento brindará a los asistentes la oportunidad de comprar, cambiar o vender sus discos, así como de realizar contactos con expositores, catálogos privados y revistas especializadas.

Como broche de oro, se celebrará una subasta abierta para todos los concurrentes que podrán experimentar la emoción que se produce cuando los artículos son rematados.

~ por Mike en junio 22, 2009.

 
A %d blogueros les gusta esto: