Primer demo de Kiss

Un día como hoy, hace exactamente treinta y seis años, Kiss ingresaba a los estudios Electric Ladyland con el objetivo de grabar un demo junto al gran Eddie Kramer.

El histórico registro incluía versiones impresionantes de futuros clásicos de los primeros discos de la banda como Strutter, Deuce, Cold gin, Black diamond y Watchin’ you.

«Para nosotros, Eddie Kramer representaba el sonido británico que tanto estábamos buscando. Era el rey mundial de la producción», recuerda Gene Simmons.

El costo de la grabación fue solventado con los mil dólares que Ron Johnsen les debía a Gene Simmons y Paul Stanley por haber participado haciendo coros en un par de temas del disco debut de la ignota Lyn Christopher.

Personalmente, considero que aquellos primeros años de la carrera de Kiss representan un momento único e irrepetible dentro de la historia de la banda.

Estas grabaciones seminales de Kiss explotan con una energía sexual desbordante y presentan un sonido callejero que hasta el día de hoy me sigue conmoviendo.

No nos olvidemos que estamos hablando de los primeros años de la década del setenta en el marco de la sórdida y majestuosa ciudad de New York.

Para una banda con una propuesta tan singular como la de Kiss, sólo había espacio para dos posibilidades. Por un lado, el grupo podía terminar sus días envuelto en la nebulosa de los excesos y convertirse rápidamente en mito como los New York Dolls.

La segunda opción consistía en regular los efectos del descontrol y buscarle la vuelta al asunto para conseguir el favor de las audiencias mayoritarias.

Durante los primeros discos de estudio, Kiss siguió el modelo de la banda de Johnny Thunders tanto desde lo musical cuanto desde lo estético.

La oportuna edición de Alive! representó el despegue de Kiss hacia el estrellato, que se vería rubricado poco después con el lanzamiento de Destroyer.

Poco a poco, la banda fue perdiendo ese costado amenazante y temerario que se experimenta en este primer demo pero comenzó a ganar en popularidad.

El resto es historia.

~ por Mike en junio 12, 2009.

3 comentarios to “Primer demo de Kiss”

  1. Por supuesto, tengo ese primer demo. Y me animo a decir que me gusta más cómo suenan las canciones que en el primer disco homónimo.

    Recuerdo que lo mandé a grabar en Rock Show a principios de los 90, porque el CD costaba cien pesos-dólares. Por ahí debe andar.

    Tengo que rastrearlo… o mejor me lo bajo de Rapidshare. Le doy una nueva oída y comento. Saludos.

  2. Lo bajé y lo volví a escuchar. Confirmo todo lo dicho: se los nota más salvajes en el demo que en el disco. Abrazo.

  3. El primer disco de Kiss tiene un sonido más limpio que este demo pero de todas maneras es maravilloso. Hasta el día de hoy suena fresco y poderoso.

    Es un verdadero clásico porque lo seguimos escuchando después de tantos años y nos sigue gustando. Tremendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: