Exclusiva con Ted Poley

Danger Danger es una de esas bandas que podría haber conquistado el mundo pero que por diversos motivos se quedó a mitad de camino.

El excelente disco debut del grupo editado en 1989 resultó un suceso comercial gracias a melodías pegajosas como Naughty naughty.

Cuatro años después, la propuesta colorida de Danger Danger chocó sus narices contra el movimiento popularmente conocido como grunge.

Mientras el mundo celebraba el reinado de Nirvana, el cantante Ted Poley abandonó la agrupación como consecuencia de una disputa legal con Sony.

Danger Danger continuó editando discos de calidad hasta que en 2004 se produjo el esperado regreso del vocalista original.

Por otro lado, el 27 de agosto de 2008 se editó un disco tributo a Vinnie Vincent titulado Kiss my Ankh que incluía un bonus track llamado precisamente Ted Poley.

Una somera investigación por la web me permitió descubrir que el tema en cuestión era una parodia de Unholy realizada por el comediante C. C. Banana.

El vocalista de Danger Danger explicó en primera persona el singular origen de la canción que lleva su nombre.

«Danger Danger fue el grupo telonero de Kiss para el tramo británico de la gira de Revenge. Una noche mientras caminaba por uno de los pasillos del backstage hacia los camarines, noté que Paul Stanley venía derecho hacia donde estaba yo! Paul es uno de mis héroes y fue un honor tremendo para mí estar de gira con él y con Kiss. Cuando vi que se acercaba, quería presentarme y saludarlo pero me quedé paralizado por los nervios! Bajé la cabeza y seguí caminando sin decir una palabra. Pero cuando llegué a la otra punta del pasillo, escuché a Paul entonando mi nombre con la melodía de Unholy! Las palabras y la melodía coincidían perfectamente. Ted Poh-laaaaayyyyy! No me importa si suena estúpido pero fue uno de los grandes momentos de mi vida».

Semejante relato desarrolló en mi una enorme simpatía por el cantante y después encontré otra anécdota imperdible. En el primer show de la gira de 1992 con Kiss, el cantante lanzó tres toallas al público luego de secarse el sudor que bañaba su rostro.

«Para cuando terminó nuestra actuación, dejé el escenario totalmente excitado sin saber hacia dónde me estaba dirigiendo. Pero no me importaba nada, venía de abrir para Kiss! Unos segundos después, mi cabeza rebotó contra el pecho de Gene Simmons que me miraba desde lo alto. Sus primeras palabras fueron: El show estuvo muy bueno. Me debés 18 dólares. Gene es genial pero puede ser muy intimidante y además le encanta asustar a la gente. No sabía qué responderle por lo que me quedé en silencio».

«Gene se dio cuenta que yo estaba perplejo pero me repitió: Me debés 18 dólares. Arrojaste tres toallas al público. Cada toalla cuesta 6 dólares. Esas toallas eran mías y quiero que me las pagues vos personalmente. No podía reaccionar, me sentía avergonzado. Uno de mis dioses me estaba castigando. Gene se quedó esperando hasta que saqué los últimos 20 dólares de mi billetera y le pagué las toallas. Mientras se guardaba mi dinero para la cena en el bolsillo, me sonrió y me dijo: Sentite libre de seguir arrojando las toallas que quieras, mientras puedas pagarlas».

Poley

El paso siguiente para mi fue conseguir una entrevista con Ted Poley, a esta altura un personaje totalmente fuera de serie. El cantante respondió mi cuestionario vía correo electrónico y me sorprendió con una historia exclusiva.

Estuve leyendo tus historias relativas a Kiss. Son geniales. Quería saber si tenés alguna otra anécdota para contar.
-Jaja, man, si te doy otra anécdota de Kiss, no me va a quedar ninguna para mi propio libro! Está bien, te cuento una historia genial que nunca había contado hasta ahora. Feliz cumpleaños! Ahora estás en deuda conmigo.

Danger Danger se estaba preparando para la gira británica con Kiss. Yo estaba almorzando en el restaurant del hotel en Escocia con Gene y otra persona que ahora no recuerdo. Gene me había visto entrar solo y me invitó a su mesa. Yo me sentía algo intimidado por Gene por lo que me senté y me quedé en silencio. Cuando llegó el momento del postre, nos ofrecieron todo tipo de postres y frutas extravagantes pero Gene pidió cookies. Tres cookies.

Bueno, la camarera se sentía avergonzada por tener que decirle a Gene que no tenían cookies y trataba de disculparse. Pero Gene la interrumpió y le dijo: Me gustaría ver al chef. Sin más que decir, en unos pocos segundos, el chef principal del hotel se acercó hasta nuestra mesa.

Gene lo miró y le preguntó: Usted es chef, correcto?
Chef: Sí, señor.
Gene: Tiene harina en su cocina?
Chef: Sí, señor.
Gene: Y me imagino que tiene manteca?
Chef: Sí, señor.
Gene: Y azúcar?
Chef: Sí, señor.
Gene: Entonces, le agradecería si vuelve a su cocina y me prepara unas cookies. No cookies blandas, cookies duras y crujientes.

Y golpeó la mesa con sus nudillos y le dijo al chef: No cookies blandas, cookies duras como esta mesa. No recuerdo si me quedé lo suficiente como para ver el final de la historia porque tenía que irme a la prueba de sonido.

Pero lo más divertido fue que a la mañana siguiente cuando dejábamos el hotel, la misma camarera del día anterior me corrió y cuando me alcanzó metió por la fuerza una caja grande de cookies entre los bolsos que colgaban de mis brazos mientras me pedía por favor que me asegurara que Gene recibiera el paquete.

Por lo tanto, la moraleja de esta historia es que si Gene Simmons quiere cookies, Gene Simmons consigue cookies. Está bueno ser el rey. ¿Te gustó? Ahí tenés tu historia. Ahora me duelen los dedos de tanto escribir por lo que mis otras respuestas probablemente van a ser muy malas.

¿Qué opinás del tema de C. C. Banana?
-Me encanta y es un honor ser parte de la canción pero no tuve nada que ver con la grabación. C. C. Banana obtuvo la idea luego de conocer mi historia y grabó las voces de una forma genial.

¿Cuándo escuchaste a Kiss por primera vez?
-Cuando tenía 13 años, creo. Los amaba en esa época. Los shows en vivo fueron lo que me engancharon. Sólo tenía el Alive pero después de verlos en vivo me compré todos los discos y ahí me di cuenta de que quería ser como ellos.

¿Qué sentiste cuando te enteraste que se habían quitado el maquillaje?
-Siempre había querido ver como lucían en realidad, así que estuvo bueno. Pero personalmente creo que Kiss es mejor con el maquillaje puesto. Esa es la verdadera esencia de la banda que conocí cuando era chico. Con los maquillajes son más grandes que la vida misma, son como superhéroes musicales…

¿Cuál es tu miembro favorito?
-Tengo que admitir que Paul Stanley es la persona más cool del planeta.

¿Qué significa Kiss en tu vida?
-Kiss es la razón por la que ingresé al mundo de la música. Ellos me crearon. Creo que deberían adoptarme, soy como uno de sus hijos. (Risas)

¿Cuáles son tus planes para este año?
-Estamos ultimando los detalles para el lanzamiento del nuevo disco de Danger Danger que vamos a presentar en algunos festivales durante este verano. Tengo planeado seguir girando por el mundo como solista y grabar junto a mi socio Vic Rivera.

¿Qué me podés contar de la gira que hiciste por Sudamérica el año pasado?
-Volver a tocar en vivo con Andy Timmons fue algo mágico. Lo mejor fue estar con él como en los viejos tiempos, fue muy divertido. Sólo tocamos juntos en Brasil pero ese fue un show que voy a recordar siempre. Andy es uno de los mejores guitarristas del mundo.

También estuviste en Perú como invitado de L.A. Guns…
-Sí, ese show estuvo buenísimo. Ya había tocado en Lima en un recital con entradas agotadas por lo que regresé para tocar junto a L.A. Guns y estuvo tremendo. Además, tuve más tiempo para ver algo de Perú como turista y estuvo muy divertido.

¿Qué recordás de los primeros años de Danger Danger?
-El primer disco es especial porque fue el primer disco! Lo escucho ahora y pienso que podría haber hecho un trabajo mucho mejor en la parte vocal. Yo era baterista cuando ingresé a la banda y no tenía experiencia como cantante. Ahora ya le estoy tomando la mano al asunto. (Risas)

¿Cómo ves la escena actual del hard rock a nivel internacional?
-No es lo que fue pero está volviendo de una forma nostálgica. Hay un montón de festivales donde podemos tocar nuestra música así que está bueno.

¿Cómo describirías tu vida en el negocio de la música?
-Hum, esa es una pregunta jodida. Siempre fue una lucha y todavía lo es. Pero no tengo nada de que arrepentirme y todavía la paso bien. Le agradezco a mis fans y a mis amigos por permitirme continuar viviendo mi sueño.

~ por Mike en abril 30, 2009.

2 comentarios to “Exclusiva con Ted Poley”

  1. Aunque no tengo la menor idea de quién es este muchacho, las anécdotas son deliciosas. Que tipo jodido este Simmons, por favor!

  2. Que grande ted poley. y que gran voz! y gran pedazo de bandaa danger danger. y ni hablar de timmons. sin duda.para mi es el mejor violero.ya q toca lento y rapido. para mi gusto.
    prefiero timmons q malsteen . jaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: