Eric Singer

Mientras la expectativa generada por el anuncio de la visita de Kiss a Buenos Aires aumenta de manera proporcional al precio de las entradas, me gustaría dejarles esta entrevista realizada a Eric Singer en junio de 2007.

En la nota firmada por Julio Herrera para el sitio Drums Web, el baterista repasa sus años dentro del negocio de la música junto a próceres de la talla de Alice Cooper.

* Entrevista exclusiva a Eric Singer *

¿Venís de una familia de músicos, correcto?
-Así es, todos en mi familia tocaban algún instrumento. Mi madre era violinista y cantante y mi padre era director de orquesta, tocaba el violín y el saxo.

¿Y por qué la batería?
-Creo que empecé como todo baterista, tocando sobre alguna clase de batería improvisada con las cosas que tenía en casa. Mi madre siempre me dice que desde chico yo tocaba sobre cualquier cosa con los tenedores y las cucharas.

¿Qué música escuchabas en aquel entonces?
-Tengo hermanos más grandes, así que ellos ya en los sesenta me hacían escuchar de todo. Lo más impresionante era ver los shows que los Beatles daban en la televisión, eran asombrosos para aquella época. Recuerdo también cuando tenía doce o trece años de escuchar a Black Sabbath, era impresionante…

¿Llegaste a pensar en aquel entonces que terminarías tocando en Black Sabbath?
-Nooo! Jamás me lo hubiera imaginado.

¿Cómo fue cuando te llamaron para tocar?
-Lo que pasó es que yo estaba tocando con Lita Ford y ella estaba comprometida con Tony Iommi. El me vio tocando y me llamó en principio para hacer algunas sesiones de estudio. Luego grabé dos discos, uno junto a Glenn Hughes.

Contame cómo fue tocar en la banda solista de Paul Stanley.
-Yo estaba grabando en New York y en el mismo edificio donde estaba la oficina de nuestro manager, Paul tenía sus oficinas. Había escuchado que estaba buscando un baterista así que me acerqué hasta allí y le dejé unas grabaciones mías. En ese momento yo estaba de gira con Gary Moore y recuerdo que Paul le consultó a su manager si me conocía y le dijo que no. Entonces Paul dijo Bueno, si está tocando con Gary debe ser bueno, porque él es muy exigente.

Y yo me enteré luego de casualidad que me había convocado. Un par de noches después en un club, un conocido me viene a felicitar por eso… y yo ni enterado! Entré a grabar con él y empezó una gran amistad. Creo que fue por eso que cuando Eric Carr se enfermó y Kiss tenía fecha de estudio, para grabar Revenge en el 91, que no dudó un minuto en proponerme a mí para grabar el disco. Por supuesto que todos pensábamos que iba a ser algo temporal, hasta que Eric Carr mejorara.

Recién llegaba de estar dos meses de gira con Alice Cooper y estaba entrando en mi casa, cuando escucho que alguien está dejando un mensaje en el contestador. Era el productor que se quería reunir conmigo para ver los temas que tenían. Al día siguiente me reuní con él, escuché los temas y al otro día ya estaba grabando. Terminé la grabación y nuevamente salí de gira con Alice. Justo en ese momento también fue cuando Alice grabó la película Wayne’s world y yo estaba en estudio con Kiss, por eso fue Jimmy DeGrasso quien estuvo en las baterías para la película pero la realidad es que nunca dejé de tocar con Alice en esa época. Al año siguiente Eric Carr falleció y paralelamente Alice decidió no salir de gira, así que comencé la gira con Kiss.

¿Y cómo te sentiste tomando el lugar de Eric, que era tan querido por los fans?
-Fue una situación muy difícil porque se me da la oportunidad luego de un evento tan desafortunado. Pero la verdad es que para mí era una gran chance de estar en una de las bandas más importantes del mundo y si yo no tomaba ese tren, alguien más lo iba a hacer. Muchas veces de malas situaciones se crean oportunidades y no hay que dejar pasarlas por muy difícil que sea lidiar con eso. La vida sigue.

eric_singer

En 2001, regresaste a Kiss representando a The Catman. ¿Cómo fue tomar ese personaje?
-En realidad yo no tomé el personaje, no me lo propuse como eso. En ningún momento quise suplantarlo a él o actuar como él, porque además tocamos estilos muy distintos. Yo lo tomé de este modo: Soy un baterista, este es mi trabajo y me piden que me ponga este traje. Punto. Fue un requerimiento de mi trabajo, sin más complicaciones.

Peter Criss, Eric Carr y vos son tres bateristas muy distintos. ¿Por qué pensás que funcionaron tan bien en una misma banda como Kiss?
-Kiss hace más de treinta y cinco años que está tocando y creo que uno no puede ser igual durante todo ese tiempo. La evolución que tuvo Kiss fue enorme. Cada uno de nosotros le dimos a la banda lo que en ese momento estaba necesitando de acuerdo a la época. Eric Carr era un excelente baterista para los ochenta. En los noventa la música cambió mucho y creo que allí yo aporté todo un nuevo sonido y un estilo que era el correcto para ese momento.

Cuando grabamos el Unplugged en el 95, para preparar los arreglos escuché las grabaciones originales de Peter Criss en los setenta, que no tenían todos los rudimentos de doble bombo ni los fills que yo tocaba y ahí me di cuenta que a los fans les gusta escuchar mas la canción y no tanta base compleja. Desde ese momento comencé a tocar más simple, con más groove, tratando de ser más inteligente y más musical con las canciones. Creo que es parte de la madurez de un músico entender que tiene que tocar para la banda y para las canciones y no para uno mismo. Es importante para un músico saber adaptarse y cambiar, eso es lo que te permite tocar con mucha gente distinta pero tampoco hay que dejar de tener una personalidad propia y un estilo propio.

¿Qué creés que es lo más importante a la hora de ser baterista?
-Para entender el papel del baterista en una banda imaginémonos las grandes orquestas de los cuarenta, como en las que tocaba Buddy Rich. El baterista es quien se carga al hombro al resto de los músicos y los lleva por la canción. Es el guía y eso es muy importante. Tenés que tener buen tiempo y un buen ritmo pero también hay que saber llevar todo eso adelante.

Es lo que Alice Cooper me pidió. El me dijo Quiero un baterista que le patee el culo a toda la banda. El tampoco entendía nada de técnicas de batería ni nada, simplemente quería una batería que lo lleve con mucho power por el recorrido de los temas. Pensá en qué pasa con una banda en vivo sin un buen baterista. Puede haber un gran guitarrista o un gran cantante pero si el baterista no sabe llevarlo arriba, todo eso se desmorona. Creo que el baterista es lo que la gente más siente en vivo. La atención del público está centrada en la guitarra y la voz pero el cuerpo siente el golpe de la batería. En estudio es distinto porque tenés doscientas veces para probar algo, pero en vivo no podés fallar.

Cambiando de tema, ¿hace muchos años que estás usando Pearl?
-Sí, desde el 86 para ser exactos. En ese entonces cuando empecé a tocar con Lita Ford y Black Sabbath fui a buscar algún endorsement. Fui a Sonor y a Pearl, que son las baterías que más me gustan. La gente de Pearl se portó de diez conmigo. Yo estaba empezando, no me conocían y me dieron lo que necesitaba. Así que siempre voy a estar muy agradecido. Con Zildjian igual, toda la vida usé sus platos y tengo una gran relación con ellos.

¿Estás haciendo clínicas?
-No, hace mucho que no hago. Hice algunas para Pearl hace un tiempo pero no me gustan mucho. Prefiero tocar música. Me encanta ir a clínicas y verlas pero no tanto hacerlas. Además, los tours son muy largos y no tengo tiempo como para preparar algo como debería. En el 96 hice un libro de batería, pero no más que eso.

Para terminar, ¿qué consejo le das a un chico que recién esta empezando a tocar?
-El mejor consejo creo, sea para tocar la batería o para cualquier cosa que se decidan a hacer en la vida, es que lo hagan con pasión y que lo disfruten. Gene Simmons siempre dice, por ejemplo si uno quiere ser abogado pero si para pagarse los estudios tenés que trabajar de mozo en un bar, tenés que sentirte orgulloso y hacerlo con la mayor dedicación y esfuerzo porque sabés que es un paso necesario para lograr lo que te proponés para tu vida. Lo mismo sucede en la música o en cualquier aspecto de nuestras vidas.

~ por Mike en enero 27, 2009.

5 comentarios to “Eric Singer”

  1. Muy nutritiva la entrevista. Gran baterista Eric, ojalá la rompa en River. Abrazo.

  2. Eric Singer, mi inspiración, mi guía. Te amo, eres lo máximo.

  3. VERY GOOD MY NAME IS YARINN I¨M FAN OF YOU I LOVE YOU IM FROM LIMA NO TALK VERY THE INGLHIS PERO SE QUE COMPRENDERAS LO QUE TE QUIERO DECIR CON ESTO MUCHOS KISS

  4. a mi tambien me gusta la bateria y sigo la bateria con las canciones te amo eres lo mejor mi inspiracion de mi vida

  5. i like ser your friend contestame a mi correo por favor aunque sea dime hola con eso me comformo.thenks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: