Kiss en Annie Hall

Hace unos días estaba viendo Annie Hall, el clásico dirigido por Woody Allen, cuando una escena decisiva en el desarrollo de la historia me hizo saltar del asiento. Literalmente.

La cinta estrenada en 1977 retrata de manera brillante la dinámica de una pareja en un contexto marcado por el enamoramiento y la ruptura.

Alvy Singer es un comediante neoyorquino que entabla una relación sentimental con Annie Hall, una joven originaria de Wisconsin.

Luego de un período de convivencia en Nueva York, Annie se muda a la soleada California con el objetivo de iniciar una carrera como cantante.

Alvy no soporta la trágica ausencia de Annie y se embarca rumbo a la Costa Oeste en un desesperado intento por recuperar su amor.

Los antiguos amantes, convertidos en perfectos extraños, se citan en un restaurante vegetariano ubicado en Sunset Boulevard. Mientras Alvy se acomoda en el desarrollo de la escena, un objeto en el fondo del plano cobra un protagonismo inesperado.

En el ángulo superior derecho de la imagen, se puede observar claramente un enorme anuncio publicitario que exhibe el famoso logo de Kiss.

woody_allen

La escena transcurre normalmente pero resulta imposible apartar la vista del letrero que aparece ubicado en pleno Sunset Strip, a pocos metros del legendario Continental Hyatt House.

El aviso en cuestión promocionaba el show que Kiss iba a ofrecer en el Anaheim Stadium el 20 de agosto de 1976 en el marco de la gira de presentación de Destroyer.

Kiss se encontraba en un momento sensacional y el show de Anaheim convocó a 42,000 personas, una cifra que hasta el día de hoy continúa siendo un récord para la banda en territorio estadounidense.

El recital se convirtió en el punto culminante de la gira conocida como Spirit of 76 y quedó inmortalizado en varios bootlegs como Kiss Destroys Anaheim o Unnecessary Evil.

Si bien tanto las películas de Woody como los discos de Kiss tienen en común el gen neoyorquino que tanto me gusta, no puedo pensar en otros dos exponentes de la cultura contemporánea que sean más dispares.

Sin embargo, la segunda mitad de los años setenta los encontró en la cresta de la ola. Con Destroyer, la banda consolidó su reinado en el negocio del rock and roll.

Por su parte, Annie Hall supuso el inicio de una nueva etapa en la carrera de Allen y se convirtió en la primera obra de la llamada trilogía romántica de Nueva York completada con Manhattan y Hannah and her Sisters.

~ por Mike en enero 12, 2009.

2 comentarios to “Kiss en Annie Hall”

  1. Este hallazgo es sencillamente increíble y fuera de lo común. Hermosa imagen y un recuerdo merecido para ese show de antología. Felicitaciones por ser tan buen detective. Esto demuestra una vez más que los fans de Kiss somos incansables en eso de buscar el logo por cualquier parte…

  2. Yo también había reparado en esto cuando vi la película. Recuerdo que fue durante un curso sobre Woody Allen hace unos años. Tenía ganas de gritar en el medio de la proyección: “Vieron el cartel de Kiss???”. Buena observación la tuya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: