Del platino al paraíso

La revista 40 74 es una publicación estadounidense dedicada a los placeres mundanos de las clases acomodadas.

Todavía me resulta difícil comprender qué hace Peter en la portada de la edición de agosto.

De todas maneras, la entrevista realizada por Mark Voger es muy interesante porque nos cuenta en qué anda el baterista por estos días.

* Del platino al paraíso *

Peter Criss, uno de los miembros fundadores de Kiss, recorrió el mundo entero pero cuando llegó el momento de establecerse, el lugar elegido resultó ser Monmouth County.

El clima está voluble en Spring Lake. Hay viento y cielo gris, después asoma el Sol. Más tarde, cae algo de lluvia. Pero por un par de minutos, la playa es una postal que cobra vida, con un océano que brilla debajo de un cielo azul Crayola.

“¿No es la vista más hermosa que contemplaste en toda tu vida?”, pregunta Peter Criss mientras se sumerge en el paisaje. “Y lo tenemos todo para nosotros”.

Como baterista original de Kiss, Peter pudo apreciar muchas vistas hermosas: audiencias entusiastas, hoteles cinco estrellas en las ciudades más importantes del mundo y -desde su ventajosa posición en el taburete de la batería de Kiss- el mejor asiento para presenciar el circo de rock and roll más grande sobre la faz de la Tierra.

Por lo tanto, cuando Criss ensalza la belleza de la playa de Spring Lake, puede ser considerado una autoridad en la materia.

A los 62 años, este hombre de Brooklyn cambió las recompensas y los rigores de las giras por una vida más tranquila en Monmouth County junto a su esposa, Gigi.

Para Criss, la experiencia de ser miembro de Kiss resultaba muchas veces una tarea agotadora. Hay un montón de cosas relacionadas con el estilo de vida rockero que no extraña en absoluto y su alegría es evidente. “La gente me ve y dice Dios, te ves muy bien. Se te ve en paz con vos mismo. Así que supongo que se nota”.

Lugares favoritos
Dando un paseo a través de Spring Lake, Criss señala emocionado algunos de sus emplazamientos preferidos. Uno es una casa, visible desde Ocean Avenue, con un estilo vagamente gótico. Tiene una azotea verde Hulk con capiteles puntiagudos que son lo que más le gusta a Peter. “La llamo la casa Munster”, dice. “Pondría mi batería en el piso superior”.

Otro punto de interés es la iglesia de St. Catharine, una magnífica construcción ubicada en West Lake Avenue. Criss, que utilizó cruces en sus trajes con Kiss y tiene un tatuaje con ese diseño, concurre allí una vez a la semana. “Soy católico romano. Fui a la escuela católica por nueve años. Todavía sigo mi religión. No sigo todas las reglas pero me brinda tranquilidad cuando quiero bajar un cambio”, dice Criss cuyo apellido como monaguillo en su parroquia de Brooklyn era Criscuola.

Criss es un abuelo del rock and roll. Su hija de un matrimonio anterior, Jenilee, tiene una hija. Para él, la costa de Jersey es el paraíso. “Finalmente, encontré mi lugar en el mundo. Me siento como una estrella de rock madura”.

¿O un veterano estadista? En sus cuarenta años de carrera, incluyendo el clímax generado por Beth (el éxito más grande de Kiss que fue número siete en 1976), Criss se ganó finalmente el respeto de sus pares.

Paul Shaffer, el líder de la banda estable del programa de David Letterman, fue parte de las grabaciones de One for all, el disco que el baterista lanzó en 2007.

Dice Shaffer vía correo electrónico: “Peter es un músico versátil y fabuloso, un gran cantante y lo más importante, una persona excelente”.

El baterista de Blondie, Clem Burke, reconoce los caminos que Criss abrió para el resto de los bateristas. “Pienso que él levanto el perfil para todos nosotros”, dice. “Cuando escucho una canción como Rock and Roll all nite, siento que la batería se destaca. El sabía lo que estaba haciendo”.

Personajes de historieta
La formación original y más recordada de Kiss -que incluía a Paul Stanley, Ace Frehley y Gene Simmons junto a Criss- editó su álbum debut en 1974. Por una década, los miembros de la banda mantuvieron sus caras ocultas detrás de sus maquillajes estilo Kabuki.

Sus personajes de historieta dispararon el interés por la banda más allá de los discos y los escenarios. Se comercializaron juguetes, cajas de almuerzo, revistas, muñecos e incluso trajes de Halloween.

En 1980, Criss se convirtió en el primer miembro en dejar la banda y fue seguido dos años más tarde por Frehley. Stanley y Simmons continuaron con otros músicos y eventualmente dejaron de lado los maquillajes.

En la ceremonia de entrega de los Grammys en 1996, el fallecido Tupac Shakur presentó a la formación original de Kiss y la banda anunció una gira reunión que agotó entradas en todo el mundo.

Pero en 2003 (cuando Frehley ya no estaba en la banda) Criss sintió que su destino estaba sellado. “Hasta ahí llegué. Era como decir, Ace ya no está. Esta no es la banda original. Le dije a Gigi No puedo hacer esto. Yo hice que esta banda sea lo que es. Soy uno de los fundadores. No importa a quién pongan, no somos nosotros. Podés quitarle el antifaz al Llanero Solitario y ponérselo a otra persona pero nunca va a ser el Llanero Solitario”.

Camino a la costa
Luego de la gira de 2003, Criss volvió a su hogar de Monmouth County, donde construyó un estudio de grabación y comenzó a trabajar en One for all. Actualmente, cuenta con unas quince canciones para un nuevo álbum y está escribiendo sus memorias.

¿Pero cómo fue que encontró su camino a la costa de Jersey? Resulta que, como muchos neoyorquinos, Criss tuvo algún tipo de relación previa con la zona. “Solía ir a Asbury Park cuando era chico”, dice.

Décadas después, Criss se encontró repentinamente con el deseo vivo de volver a visitar la costa. “En 1987, vivía en Darien, Connecticut”, recuerda. “Era un lugar bastante snob para vivir. A mi ex le gustaba”.

“Me picó el bichito para venir a la costa de Jersey. No había estado aquí en años. Había escuchado hablar de Spring Lake, que era realmente hermoso. Tenía un viejo hotel llamado The Essex and Sussex, en el que nos habíamos alojado. Lo cerraron al año siguiente. Me enamoré de ese hotel y del ambiente”.

“Cuando volvimos a casa, no me lo podía quitar de la cabeza. Volví solo y pensé Esto es realmente hermoso. Yo podría vivir aquí”.

Muchacha de Jersey
De tanto en tanto, todo matrimonio recuerda cómo se conoció y muchas veces las historias coinciden. Pero hace aproximadamente cinco años, mientras Gigi escuchaba la versión de su marido, sintió que tenía que corregir su memoria.

“Peter contó una historia que no tenía nada que ver con cómo nos conocimos”, dice Gigi, de 40 años, con una sonrisa. “Lo miraba como diciendo De qué estás hablando. Es gracioso cómo las estrellas de rock quieren contar una historia y la chica que conoce a la estrella de rock quiere contar otra”.

“Su historia era que él ve a esta chica hermosa en la audiencia y le dice al tipo de seguridad Quiero hablar con ella. Y yo no soy esa clase de persona. Si alguien se me acercara de esa manera, lo mandaría a pasear”.

Nacida en Point Pleasant, Gigi estudió teatro y trabajó como modelo por quince años. “Recuerdo que estaba con mi amigo Rob Affuso, baterista de Skid Row. El me invitó a un concierto de Kiss en el Madison Square Garden. Para hacerla corta, estoy en el backstage y Peter me ve. Le pedí un autógrafo para otro amigo mío que también era baterista. Peter se fijó en mí mientras me estaba yendo”.

Unos días después, Gigi y Affuso asistieron a otro concierto de Kiss. “Volví a ver a Peter en el after party”, dice Gigi. “El quería hablar conmigo. El manager de Kiss, Doc McGhee, me pidió que subiera a su habitación. Dije Absolutamente no. El puede bajar aquí y hablar conmigo. No voy a ir su habitación. No conozco a este tipo. El dijo Oh no, Peter no es ese tipo de persona”.

“Se pasaron una hora tratando de convencerme. El no puede bajar aquí, hay demasiada gente, bla bla bla. Dije Ok pero conozco a mucha gente en esta ciudad y si este tipo me pone una mano encima… Subí y hablé con Peter. Hablamos un montón de tiempo. Así fue como nos conocimos”.

Peter se enteró que Gigi era una chica de la costa de Jersey. El recuerda: “Cuando la conocí y ella dijo que vivía en Jersey, no pensé realmente en el océano. Pensaba en el Garden State y esas cosas. Ella dijo No, vivo cerca de Spring Lake. Dije Me estás jodiendo. Dios mío, es uno de mis lugares preferidos. No lo puedo creer. No podía creer que esta chica viviera en el lugar que tanto me gustaba”.

Tiempo después, un presagio puso las cosas en su lugar para Criss. “El año anterior a nuestro casamiento, vine aquí para Navidad. No había tenido una Navidad con nieve en años. Extrañaba mucho eso estando en California. En ese entonces, estábamos saliendo. Fui a sacar la basura y me encontré con un montón de ciervos que rodeaban el lugar. Eran hermosos, man. Amo a los ciervos. No puedo entender a la gente que les dispara”.

“Algo sucedió, una epifanía. Llamalo como quieras. Pero sentí a Dios diciéndome Te vas a casar con esta chica y van a vivir aquí. Le dije a Gigi Busca una casa y comprala. Asegurate que tenga una piscina, mucha privacidad y mucho espacio. Gigi miró un montón de lugares. Vine aquí y bautizamos a la casa como Harmony. Me enamoré de esta casa. Tengo mi estudio. Tengo todas las cosas que un chico de Brooklyn como yo, nunca tuvo. ¿Qué más podés pedir? Me doy cuenta que este es un gran lugar para Peter Criss. Lo amo. Es el paraíso”.

En sus propias palabras
“Cambié mi estilo de vida. Ahora me levanto a las siete de la mañana. Estoy viviendo la vida de un hacendado de la tierra. Soy un demócrata que vive en una vecindario republicano. La gente de aquí me ama. No tiene nada que ver con toda la mierda de las estrellas de rock. Voy al Blockbuster. Voy a comprar pizza. Si ando corto de efectivo, me dicen Ah, me lo pagás la próxima.

Los policías me conocen. Puedo conducir con mis ventanas bajas y la música al mango y dicen Allí va Peter. Estoy cerca de New York otra vez. Me encanta estar cerca de la Manzana. Amo estar cerca de Broadway. Amo el hecho de estar tan cerca de Brooklyn, mi hogar. Mi familia todavía vive allí.

Todavía escucho a Sinatra y Tony Bennett. Todavía escucho a Led Zeppelin, los Beatles, los Stones y Tom Petty. Mi libro preferido es To kill a Mockingbird. Mis películas preferidas son Being there, Ed Wood y Killer Klowns from Outer Space”.

Fotos: Mike Sypniewski y Thomas P. Costello

~ por Mike en agosto 30, 2008.

2 comentarios to “Del platino al paraíso”

  1. Que loco ver a Peter en este pacífico y bucólico estado. Muy buena la nota. Muy bueno el blog. Lo seguiré de cerca. Cómo llegaste a mi blog? Abrazo.

  2. Excelente articulo. Felicidades. Quisera si tendran una direccion de correo para escribirle a Peter y comentarle lo mucho que amaba a Kiss mi hermano menor y a la musica de Peter. El murio hace 3 meses y quisiera hacerle saber lo mucho que mi hermano lo apreciaba desde los 15 años. El tenia 37.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: