Mars Cofán

Este cantante y guitarrista nacido en la ciudad de Buenos Aires el 30 de noviembre de 1965 es un ferviente kissero e integra aquella fenomenal camada de músicos que comenzaron sus carreras hace más de veinte años. Fue parte de Alto Voltaje, Luger, Street, Bs. As. Gangsters, Montana, Alcoholica, Saibo y Mars Attack.

Street fue uno de los exponentes fundamentales del hard rock de los años 80 junto a Zero y Rose, entre otros. La banda editó dos discos, Curvas que seducen en 1989 y Nena fatal en 1991.

¿Qué recordás de la movida de esos años?
-Fue una época dura pero creo que era auténtica. Ahora cualquiera que venda entradas tiene derecho a tocar, bien o mal. Todo costaba una fortuna y la cosa era más artesanal. La movida que hacíamos nosotros era bastante criticada por medios como Metal y Pelo, así que con suerte poder hacer sonar un demo en una radio top, era tocar el cielo.

¿En qué lugares tocaban?
-En la mayoría de los pubs del circuito under. Y también fuimos parte de la movida de los Halley.

¿Hacían temas de Kiss?
-Siempre hacíamos uno o dos temas de Kiss. Se había hecho costumbre y lo disfruté muchísimo. Tocábamos Strutter, Firehouse, Love gun, Forever, muchos…

¿Alguna anécdota de esos años?
-Hubo muchos buenos momentos. Creo que nunca me voy a olvidar de un tributo a Kiss en el Rockódromo, en 1989. Eso fue un desafío porque el dueño no nos quería pagar y nos puso el peor día, el 21 de septiembre. Cayó jueves y encima llovió. Pensamos que teníamos todas las de perder. Al final, la suerte se vino para nuestro lado. Fue una gran fiesta kissera.

Viajando en el tiempo, Mars también evoca el Kiss Fest realizado en Riders en octubre de 1998 con motivo del lanzamiento de Psycho Circus. Fue convocado una semana antes y recuerda que “fue algo improvisado, con amigos kisseros y sobre todo mucho sentimiento por la banda. Pudimos dar un show dignísimo no sólo por nuestra performance, sino también por la respuesta de la gente”.

En 2004 se produjo un hecho que cambió la vida de cientos de personas. El 30 de diciembre se produjo un incendio en el boliche República de Cromañón, que dejó un saldo de 194 muertos y más de 700 heridos. Semejante tragedia provocó el cierre de muchos establecimientos dedicados al rock.

En este contexto, el cantante formó Mars Attack. “Se cerraron las puertas para muchas bandas de rock fuerte. La alternativa que encontré fue explorar lugares que se prestaran a recibir bandas nuevas y hacer shows acústicos. Para que nos aceptaran, había que armar una especie de demo que en realidad era una toma en vivo de un ensayo”.

Ese demo tenía versiones de temas de Kiss en formato acústico y eléctrico. “Mars Attack surgió como una necesidad de zapar con amigos y el punto de unión era Kiss. El demo fue pasando de mano en mano hasta llegar al sitio Kiss Related Recordings que me pidió el material y a pesar de haber confesado que era un ensayo, lo consideraron como un tributo a Kiss”.

Actualmente, el cantante se encuentra abocado a un nuevo proyecto llamado Ego Mars. “En principio, es un derivado de Mars Attack. Cuando dejamos de presentarnos con los tributos a Kiss, empecé a componer de nuevo. Por el momento, grabo en casa gran parte del material nuevo y otras canciones almacenadas en estos años”. Mientras tanto, promete ir subiendo algunos de estos temas en su sitio de Internet, Mars Web.

En pocas palabras

¿Cuándo escuchaste a Kiss por primera vez?
-A los 13 años me compré Dynasty, para ver qué onda.

¿Qué fue lo primero que te llamó la atención en ese momento?
-Descubrí la guitarra eléctrica y el sonido de Kiss fue algo nuevo para mí. Y sobre todo, el aspecto de la banda. Muy atractivo.

¿Qué sentiste cuándo te enteraste que se habían quitado el maquillaje?
-Lo más bien. Quería verles las caras y que demostraran que el maquillaje era algo que sumaba. Pero sin hacer buena música, era imposible que siguieran.

¿Pudiste verlos en vivo?
-Los ví en Brasil en 1994 y en Buenos Aires en 1994, 1997 y 1999.

¿Qué te acordás de esos shows?
-Lo que más me impactó fueron los shows del 94, ya que estuve muy cerca de ellos y fue el sueño hecho realidad. Cuando vinieron con maquillajes, no estaban muy bien físicamente y se notaban falencias.

¿Conociste personalmente a algún miembro de la banda?
-Conocí bien de cerca a Eric Singer y pude sacarme la típica foto con Paul, Gene y Bruce. En el 94 fui casi todos los días a la confitería del Sheraton y nunca me paraban porque entraba y contestaba en inglés. Uno de esos días, lo ví a Paul. Me quedé tranquilo y busqué el momento para acercarme. El guardaespaldas me vio venir y yo le hice la seña a Paul de tomar una foto y él me hizo con la mano el gesto de “está todo bien”. El guardaespaldas se ofendió y me gritaba You lie to me y Paul le decía It’s ok

¿Qué es lo que más te gusta de la banda?
-Me gusta, es algo natural. Buen hard rock y la voz de Paul, que siempre me asombró.

¿Qué es lo que menos te gusta?
-Creo que fue cuando hicieron el tour de la reunión. Ace y Peter no estaban a la altura.

¿Cuál es tu disco favorito?
-Me quedo con Dynasty y Creatures of the night. El primero porque ahí los conocí y el otro es maravilloso, bien rocker.

¿Cuál es tu integrante favorito?
-Paul. Siempre me gustó como lleva la banda, la viola, la voz…

¿Por qué pensás que la banda sigue vigente?
-Porque sinceramente no hay bandas en ese estilo que se destaquen. Hay una gran falencia de estilos marcados, musicalmente hablando. Hay muchas cosas que están regidas por la moda. Kiss, no. No está de moda. Te gusta o no. Y si te gusta, te gustará para siempre. Y además, siguen tocando.

¿Qué opinás de la formación actual?
-Me parece muy buena aunque viendo lo que está haciendo Ace últimamente, se podría dar una vuelta. Ha vuelto a estar en su mejor momento.

¿Qué significado tiene Kiss en tu vida?
-Un porcentaje alto. Me crié musicalmente a los 13 años con ellos y conocí mucho a partir de eso. Los Beatles y Kiss fueron una gran inspiración musical.

Gracias Mars!

~ por Mike en julio 18, 2008.

 
A %d blogueros les gusta esto: